Acá te compartimos dos ejemplos de contratos que puedes adaptar y utilizar con tus hijos. El primero es un contrato más general sobre el uso de los dispositivos electrónicos, y el segundo es un contrato para el uso del celular.

Estos contratos son una excelente herramienta que ayudan a disminuir las, a veces interminables, peleas en la familia. De esta forma todos tienen claro lo que está permitido, lo que no, y las consecuencias de romper el acuerdo. Te recomendamos involucrar a tu hijo/a en el proceso. Estos acuerdos también son una buena forma de desarrollar la autonomía y responsabilidad en tus hijos/as.

Descargar contrato de uso de celular
Descargar contrato de uso de dispositivos electrónicos